Recogida de la aceituna en el Parque de las Ciencias

5991603561026110Se trata de una cosecha reducida, que esta temporada ha alcanzado en torno a los 500 kg. Se moltura de forma individualizada en una almazara, de manera que el aceite que se obtiene procede exclusivamente de los olivos del museo, y finalmente es envasado.

De la mano del coordinador de Ciencias de la vida del museo, Javier Pérez pudimos conocer el Área Etnobotánica, que, además de tener un valor educativo, es una muestra de conservación del patrimonio, tanto natural, ya que todos los olivos cuentan con más de 100 años, como industrial y preindustrial, con la exposición y puesta en valor de la Almazara y del empiedro de tracción animal del siglo XVIII.

Joaquín Belón, coordinador de Jardinería del Parque de las Ciencias nos habló de los distintos sistemas de recogida (manual, vareo, mecánico), del grado de maduración de la aceituna o el rendimiento y calidad del fruto. También se invitó a los visitantes a participar en las tareas del vareo y en la recogida del fruto posterior para aprender en primera persona cómo se realiza este trabajo. Al mismo tiempo han conocido vocabulario propio de esta actividad como el nombre de los aperos que se emplean en la labor.

La actividad ha incluido también una visita guiada a la Almazara. Se trata de una pieza de patrimonio industrial que fue cedida por la familia Martín Martín y que estuvo en uso hasta el año 1972 en el Padul. Para mostrarla al público, se realizó una restauración funcional que permite que los visitantes vean en directo cómo se obtenía el aceite en una Almazara con tecnología de mediados del siglo XX.

Las visitas guiadas a la Almazara se organizan durante todo el año y dan a conocer el proceso de producción del aceite: la aceituna llega a la almazara y en primer lugar se limpia, después pasa al tornillo sinfín y de ahí al empiedro o molino donde se tritura; después a la batidora que tiene agua caliente y mejora las condiciones de extracción y finalmente pasa a la prensa. De esta primera prensada se obtiene el aceite virgen extra.

Isabel Seiquer, a través de un superhéroe muy especial, “Antioximan”, nos acercó a las propiedades antioxidantes de los alimentos, centrándose en el aceite de oliva y cómo este ayuda a combatir los radicales libres de nuestro cuerpo, evitando el envejecimiento celular.

La jornada se cerró con una actividad sensorial cuyo objetivo era reconocer algunas cualidades olfativas, gustativas y visuales de tres variedades diferentes de aceite de oliva.

Una sabrosa degustación de pan con aceite puso el exquisito broche a la jornada.