Consorcio
Parque de las Ciencias

  • Consejerías de Educación, Cultura y Deporte
  • Medio Ambiente y Ordenación del Territorio
  • Economía, Innovación, Ciencia y Empleo
  • Ayuntamiento de Granada
  • Diputación Provincial de Granada
  • Consejo Superior de Investigaciones Científicas
  • Universidad de Granada
  • Fundación CajaGRANADA
  • Junta de Andalucíaa
  • Ayuntamiento de Granada
  • Diputación Provincial de Granada
  • Universidad de Granada
  • CSIC
  • Fundación CajaGRANADA

  • Fundación El Legado Andalus√≠
  • Fundación Caja Rural de Granada
  • Consejería de Empleo
  • Pabellón Cultura de la Prevención


 
  • Página Web financiada por el Ministerio de Industria, Turismo y Comercio, dentro del Plan Nacional de Investigación Científica, Desarrollo e Innovación Tecnológica 2008-2011. Nº de referencia: TSI-070200-2009-110

Construcción de un acuario

Material necesario

  • Los cristales deben tener las esquinas intactas y, evidentemente, no deben estar rayados. Deben ser totalmente transparentes y no ahumados o tintados. Es recomendable usar vidrio tipo float que se produce en láminas por flotación sobre un metal fundido.
  • Para pegar los cristales se debe usar caucho de silicona negro, blanco o transparente y de la mejor resistencia a la tensión de que se disponga, habitualmente 18kg/cm2.
  • Acetona, para limpiar los bordes del cristal donde se aplicará la silicona.
  • El acuario se puede reforzar con perfiles de aluminio de 1mm de espesor. No usar hierro o niquelados pues se acabarían oxidando.
  • Lija de cristal.
  • Guantes de cuero. Todo el manipulado de los cristales ha de hacerse con estos guantes, pues es muy fácil cortarse.

Descripción

El grosor de los cristales depende de la altura y longitud del acuario. Un grosor superior al aconsejado encarecerá el acuario y aumentará su peso y distorsión óptica. Con un grosor inferior correría el riesgo de romperse por la presión.

  Longitud (cm)
Altura (cm) 30 40 50 60 70 80 90 100 110 120
90 10 12 12 12 12 12 12 15 15 15
80 10 10 10 12 12 12 12 12 12 12
70 10 10 10 10 10 12 12 12 12 12
60 6 10 10 10 10 10 10 12 12 12
50 6 6 6 10 10 10 10 10 10 10
40 6 6 6 6 6 10 10 10 10 10
30 5 5 6 6 6 6 6 6 10 10
20 5 5 5 5 5 6 6 6 6 6

Tabla orientativa del grosor de los cristales, expresado en milímetros, en función de las medidas del acuario.

Se desaconseja poner tirantes cruzados de cristal. En poco tiempo se llenarían de cal y producirían sombras. Para calcular la medidas se debe dibujar el esquema del acuario en un papel. Los cristales laterales van por dentro y los cristales frontal y posterior van por fuera. Todo el conjunto descansa sobre el cristal de base. Esto hay que tenerlo en cuenta a la hora de calcular la longitud de los cristales, pues hay que sumar los grosores de los cristales. Las medidas deben ser justas no admitiéndose errores de más de dos milímetros.

Antes de pegar los cristales usaremos la lija de cristal. Con ella puliremos los cantos de los cristales para evitar cortes, no los dejaremos biselados pues perderían superficie adherente. Previamente a la aplicación de la silicona hemos de limpiar con acetona todas las superficies de contacto, secándolas cuidadosamente. Si los bordes no están limpios de polvo y grasa no pegarán bien.

La técnica a seguir para aplicar la silicona es muy sencilla. Se debe dar un cordón contínuo con una pistola de silicona y no se deben dejar zonas de desunión o burbujas de aire en el cordón, porque se formaría una fisura por donde se produciría una fuga de agua. Una vez aplicada la silicona se debe unir el cristal inmediatamente, ya que la silicona se polimeriza y deja de ser maleable en pocos minutos. Se puede usar cinta adhesiva para mantener los cristales en su sitio hasta que se seque completamente la silicona. Al día siguiente, una vez seco, se aplica un cordón interior con poca silicona. Después se estira este cordón interior con una moneda pequeña para que quede plano.

Se debe dejar secar 72 horas, después se eliminan los restos de silicona con acetona y una cuchilla. Se llena el acuario con agua poco a poco, comprobando que los cristales aguantan la presión, y se mantiene lleno durante al menos otras 72 horas para comprobar que no haya pérdidas.

Reforzar el acuario nos permitirá usar un grosor inferior para los cristales, con lo cual el acuario nos saldrá mucho más económico. Usaremos perfiles en L de aluminio de 1mm de grosor. Se venden en color negro, con lo que queda un acabado estupendo.

Primero se colocan los perfiles inferiores. Se cortan a la medida adecuada y se pegan con silicona al cristal. Recuérdese que hay que limpiar con acetona las superficies a pegar, secarlas cuidadosamente y limpiar la silicona sobrante antes de que se seque.

Para pegar los perfiles superiores se esperará un día. Los perfiles superiores han de ir atornillados, o mejor remachados entre sí en las esquinas. Para pegarlos se procederá de la misma manera que con los perfiles inferiores.