Consorcio
Parque de las Ciencias

  • Consejerías de Educación, Cultura y Deporte
  • Medio Ambiente y Ordenación del Territorio
  • Economía, Innovación, Ciencia y Empleo
  • Ayuntamiento de Granada
  • Diputación Provincial de Granada
  • Consejo Superior de Investigaciones Científicas
  • Universidad de Granada
  • Fundación CajaGRANADA
  • Junta de Andalucíaa
  • Ayuntamiento de Granada
  • Diputación Provincial de Granada
  • Universidad de Granada
  • CSIC
  • Fundación CajaGRANADA

  • Fundación El Legado Andalus√≠
  • Fundación Caja Rural de Granada
  • Consejería de Empleo
  • Pabellón Cultura de la Prevención


 
  • Página Web financiada por el Ministerio de Industria, Turismo y Comercio, dentro del Plan Nacional de Investigación Científica, Desarrollo e Innovación Tecnológica 2008-2011. Nº de referencia: TSI-070200-2009-110

Horno solar

Material necesario

  • Caja de cartón ondulado fuerte de doble o triple pared. El tamaño de la caja no es importante, aunque siempre es preferible que no se aumente su altura más allá de los 35cm, porque se proyectarían sombras en el fondo del horno que no son deseables. También se puede realizar en madera, plástico...
  • Papel de aluminio de cocina
  • Cola blanca de carpintero
  • Trapo o esponja
  • Brocha
  • Alambre no rígido, dos trozos de unos 30cm
  • Cúter

HornoSolar
Descripción

  • Se toma una de las bases de la caja y se recorta una tapa con un marco de 3 ó 4 centímetros que será el reflector.
  • Se rebaja la cola blanca de carpintero con agua a partes iguales.
  • Se aplica la cola diluida en las caras interiores y se coloca sobre ellas el papel de aluminio extendido, alisándolo con un trapo desde el centro hacia los bordes. No importa si quedan algunas arrugas o bolsas de aire.
  • Se dejan pasar un par de horas para que la cola seque bien.
  • Se toman los dos trozos de alambre y se doblan sus extremos en ángulo recto, a unos 2 ó 3 cm del final.
  • Se pegan dos tiras de cartón ondulado en una de las caras laterales exteriores de la caja; una a cada lado.
  • Se pegan otras dos tiras en la tapa.
  • Los bordes del cartón ondulado de las tiras que se acaban de pegar presentan unos agujeros que se utilizan para insertar los extremos de los alambres, con lo que se puede ajustar el reflector a distintas alturas, formando el ángulo que más convenga en cada momento.
  • Esta es la forma más simple de fabricar un horno solar, pero existen multitud de alternativas y modificaciones posibles.

Utilización

A la hora de usar esta cocina solar, hay que tener presente que los tiempos de cocción van a ser mayores que los de una cocina normal (algo más del doble), siempre y cuando sea un día óptimo de sol. Por otro lado, las mejores horas para cocinar están entre las 12 y las 4 de la tarde. También hay que ajustar la inclinación del reflector de manera que proyecte la luz al interior del horno, evitando al máximo las sombras. Para ello habría que reorientar el horno cada 15-30 minutos para conseguir la mayor incidencia de la radiación solar. Por último, los recipientes que se vayan a usar tienen que ser lo más bajos posible y pueden ser sartenes negras que estén dotadas de tapa negra o de vidrio transparente. Es interesante que no tengan las paredes muy gruesas.