Diversidad vegetal

 

 

La cuenca mediterránea posee unas características climáticas propias de inviernos suaves, veranos calurosos y secos y un régimen irregular de lluvias. Esta climatología condiciona un tipo de vegetación adaptada a ahorrar y almacenar agua. Algunas plantas típicas de esta cuenca tienen gran valor económico como el olivo, el almendro, la vid o el trigo, plantas, a su vez, íntimamente vinculadas a la historia de los habitantes del Mediterráneo. La encina es el árbol dominante en los bosques autóctonos de esta zona.
diversidad

diversidad2