Plantas tóxicas

 

 

Numerosas plantas comunes en los jardines contienen sustancias que, en determinadas cantidades, son tóxicas. Estas sustancias son resultado de su metabolismo y tienen una función ecológica muy importante: evitar que los herbívoros las devoren. El contenido tóxico de una planta no siempre es el mismo. La luz, el calor, la humedad, la estación del año, las características del suelo o el estado de desarrollo del vegetal influyen en su concentración. Los principios tóxicos pueden estar distribuidos por toda la planta o almacenados en cortezas, semillas, hojas o flores. En numerosos casos y en dosis adecuadas estas sustancias tienen uso farmacológico o medicinal. Conocerlas no está de más.

toxicas

toxicas2