Vacunas para todos Bicentenario de la expedición Balmis-Salvany

 

vacunas01
 
  • Ver galería
  • Ver PDF Documento vacunas para todos
  • Aplicación Interactiva
  • Nota Prensa 09/10/2006 La expedición que llevó ...
vacunas01 vacunas02 vacunas03 vacunas04 vacunas05

Una exposición de los
Museos Científicos Coruñeses

En 1796, Jenner observó que una granjera tenía en sus dedos lesiones frescas de "viruela vacuna", una enfermedad del ganado similar a la viruela que se contagiaba a las personas durante el ordeño. Esta fue la observación de la que nació su descubrimiento, que para recordar su origen vacuno denominó “vacuna”.

En 1803 partía del puerto de La Coruña la expedición que llevó la vacuna de la viruela a América. Capitaneados por el médico Francisco Javier Balmis, un grupo de 22 niños coruñeses transportaron en su cuerpo la vacuna. Se trataba de un largo viaje y esta era la única manera de conservar el fluido vacunal en buenas condiciones.

“EL REY CARLOS IV ordenó la expedición para proteger a los súbditos de las colonias”. La expedición de la viruela gozó de gran reconocimiento y valoración en la misma época de su realización. Edward Jenner (descubridor de la vacuna contra la viruela) afirmó en 1806: "no me imagino que en los anales de la historia haya un ejemplo de filantropía tan noble y tan extenso como éste". Y Humboldt escribía en 1825: "este viaje permanecerá como el más memorable en los anales de la historia”.

La exposición ”Vacunas para todos”, que conmemora esta efeméride, profundiza en las áreas:

  • La expedición de Balmis y su tiempo
  • La viruela en la historia de la humanidad
  • Pasado, presente y futuro de las vacunas


A la vez que rinde homenaje:

  • A los científicos creadores de la vacuna
  • A los médicos que dirigieron la expedición
  • Al papel de la corona española en un hito de la historia de la sanidad
  • A la primera mujer que tuvo una misión oficial a bordo de un barco
  • A los niños que antes, ahora y en el futuro participan en la aventura científica


A lo largo de 400 m2 expositivos, el visitante podrá descubrir si está marcado por la vacuna (los jóvenes de hoy ya no están vacunados contra esta enfermedad). Cómo nos vacunaremos en un futuro próximo (en muchas ocasiones mediante una simple comida) o cómo se contagian muchas enfermedades infecciosas (como la viruela o la reciente neumonía asiática). Será también un espacio para descubrir el coraje de aquellas personas que se arrojaban a la aventura de una expedición que habría de cruzar un océano o para reflexionar sobre el valor de la solidaridad humana. Igualmente, servirá para recordar la presencia fundamental en esta historia de unos personajes a veces olvidados, los niños, en cuya piel se experimentaron las primeras vacunaciones y con cuya participación se exportó al mundo la vacuna de la viruela.

La exposición incluye documentos históricos, piezas originales, réplicas, maquetas, modelos, programas interactivos e informáticos, audiovisuales, juegos, carteles y efectos sonoros para dar mayor realidad a los ambientes que se muestran.