Últimos días para visitar ‘Imaginar la educación. 50 años con Frato’

19/08/16  

Últimos días para visitar ‘Imaginar la educación. 50 años con Frato’

Es una producción propia que recorre la trayectoria pedagógica y vital del reconocido investigador italiano Francesco Tonucci  

Dibujos originales, objetos, publicaciones, documentales, actividades participativas y talleres profundizan en el concepto de educación defendido por Tonucci y basado en el respeto y la escucha a los niños/as  

portada
  • Ver galería

Ya solo quedan unos días para visitar la exposición ‘Imaginar la Educación. 50 años con frato’. Tras casi seis meses de éxito, esta producción propia, que recorre la trayectoria pedagógica y vital del reconocido investigador italiano Francesco Tonucci, se despide el próximo 4 de septiembre. La muestra, que ha despertado gran interés, ya tiene establecida la itinerancia por diferentes ciudades españolas.

Unido al Parque de las Ciencias desde su origen, tanto como fuente de inspiración como impulsor de su creación, Tonucci ha vuelto a Granada con esta muestra que profundiza en su concepto de la educación basado en el respeto y la escucha a los niños/as y en el valor de la participación para fomentar el aprendizaje y promover la curiosidad.

Son 1.500 m2 dedicados a hablar de educación, de la infancia, de pedagogía y sobre todo de la importancia social de los buenos profesionales de la educación. Y es que como el propio Tonucci afirma, la solución para que la escuela permita desarrollar las excelencias y cualidades de todos es que existan “buenos maestros”. Un concepto, una filosofía que ha defendido desde que hiciera su primera viñeta en el año 1966 y que queda registrada en los dibujos originales, objetos, publicaciones, documentales, actividades participativas y talleres didácticos que dan forma a ‘Imaginar la educación’.

Así la exposición es una invitación a pensar, a discutir prácticas desacertadas, a imaginar un cambio. Y al mismo tiempo es una oportunidad para mostrar la inteligencia y la creatividad de los niños, niñas y adultos, su capacidad para aprender y construir.

Está estructurada en torno a 10 ámbitos que ayudan a reflexionar y tomar conciencia desde el punto de vista de los niños-as frente a realidades cotidianas como la escuela, la casa, el juego, la ciudad, el aprendizaje, etc.

‘Las viñetas de Frato nos dan la Bienvenida’, donde se exponen algunas de las ilustraciones más representativas del pedagogo italiano, es el área que abre la exposición, para dar paso a ‘El mundo de Frato’, donde se acerca a la persona y al personaje a través de dibujos originales, fotografías, objetos, etc. Su reivindicación sobre la importancia de integrar actividades manuales y oficios en la escuela también se materializa en la muestra en el espacio ‘Cien manos, cien lenguajes’, donde a través de imágenes y propuestas interactivas se provoca al público a que use sus manos para pensar, para experimentar…

Le siguen otros siete ámbitos basados en la participación, la creatividad, el aprendizaje y la imaginación. ‘Bicicleta. Espacio para disfrutar, investigar y aprender’, aquí se refleja el valor de libertad y autonomía, que lleva implícito el uso de la bicicleta desde la infancia, al tiempo que se explica el proceso físico y mecánico que permite el movimiento; ‘Construcciones, pequeñas piezas, grandes creaciones’, una zona para dar rienda suelta a la curiosidad y la creatividad con materiales sencillos y reciclados; ‘Juguetes. A jugar no se aprende, pero jugando se aprende’, partiendo de modelos de juguetes, se invita a los asistentes a que diseñen juguetes, investiguen mecanismos, indaguen en nuevas formas de comunicar a través del juego; ‘Tengo una idea. Propuestas para seguir inventando’, creaciones libres a través de tres propuestas: las palabras, las acciones y las formas; ‘Ágora. Niños y niñas toman la palabra’, los miembros del Consejo Infantil y Juvenil del museo guían el debate, la reflexión y animan a que todos tomen la palabra; ‘Naturaleza. Agua, barro y arena para aprender’, un acercamiento al medio ambiente a través de la creación y el juego y ‘Para saber más’, un espacio bibliográfico y de consulta informática.

Con esta nueva propuesta expositiva, el museo pone de manifiesto su interés por abordar todos los aspectos de interés para la sociedad. En esta ocasión el eje es la educación, un tema original que no suele abordarse en los museos de ciencia y que, sin embargo, está presente en la esencia de los mismos, que beben del concepto de aprendizaje defendido por el pedagogo italiano.

Más información:
www.parqueciencias.com