El Parque de las Ciencias recibe en verano un 73% de visitantes de fuera de la provincia

14/09/17  

El Parque de las Ciencias recibe en verano un 73% de visitantes de fuera de la provincia

Desde la segunda quincena de junio hasta la primera de septiembre, el museo ha recibido 151.004 visitas. Las cifras de lo que va de año apuntan a que 2017 terminará con un nuevo récord de visitas para el Parque de las Ciencias  

portada
  • Ver galería

El Parque de las Ciencias se consolida como uno de los lugares de referencia para los turistas que visitan Granada durante el periodo estival. Desde la segunda quincena de junio hasta la primera de septiembre el museo ha recibido un total de 151.004 visitas, entre museo (83.303), Biodomo (45.647) y Planetario (22.054). En los meses de julio y agosto, sólo un 27% de los visitantes eran procedentes de Granada y su provincia, mientras que se consolida la tendencia de años anteriores, donde la mayor parte de los visitantes al museo en verano vienen de otras zonas de fuera de la provincia. La distribución de visitantes durante estos meses ha sido del 27% de otras provincias de Andalucía, un 28% de diferente origen nacional y un 18% de visitantes extranjeros.

Asimismo es importante destacar el apoyo de la campaña de verano a la promoción del museo en estas fechas. En este año se han desarrollado acciones de ‘street marketing’, junto a la distribución de planos, flyers y folletos, y se ha contado como es habitual con el apoyo de agentes del turismo y taxistas para reforzar la información sobre el museo en distintos puntos turísticos de Andalucía.

En el global de lo que va de año se han alcanzado 560.771 visitas, lo cual supone un 5% de subida en las entradas al museo respecto al mismo periodo del año anterior y un incremento del 23% de las entradas vendidas incluyendo el planetario y el BioDomo. Estos datos refuerzan las previsiones que apuntan a que 2017 sea un nuevo año record para el Parque de las Ciencias.

Entre los elementos que han contribuido a estos buenos datos de visitantes destaca la apertura del BioDomo en julio de 2016. Este espacio dedicado a la biodiversidad en el planeta se ha consolidado como uno de los mayores atractivos del museo y por el que han pasado ya 245.987 personas desde su inauguración. Durante algo más de un año, el BioDomo se ha mostrado como un espacio vivo, donde las especies animales y vegetales se han ido adaptando, con diferentes ritmos atendiendo a su naturaleza y se han ido realizando mejoras en las instalaciones para garantizar el bienestar de sus habitantes. También se ha puesto en marcha un programa de talleres educativos sobre distintos aspectos relacionados con la biodiversidad en la Tierra y se han apoyado proyectos de conservación en Madagascar y en Nepal.

Junto al BioDomo, la programación de exposiciones temporales ha sido otro de los pilares que más han despertado el interés del público. La exposición ‘WoW. Maravillas de la vida salvaje’ que ha recibido más de 350.000 visitas podrá verse hasta enero de 2018. La muestra, coproducida por el museo y el Royal Belgian Institute of Natural Sciences de Bélgica, ofrece a través de interactivos, 100 animales naturalizados, talleres, vídeos y obras de arte una visión original de la vida animal con escenas panorámicas que parecen haber congelado un fragmento real de la naturaleza.

La exposición ‘Robots. Los humanos y las máquinas’ también ha recibido una excelente acogida que ha motivado la ampliación de su permanencia en el museo hasta junio de 2018. En este caso se trata de una producción conjunta del Museo Alemán de Industria y Trabajo DASA y el Parque de las Ciencias; donde a través de casi un centenar interactivos, piezas históricas, vídeos, robots actuales y talleres; se invita a los visitantes a reflexionar sobre el pasado, presente y futuro de la tecnología robótica desde ámbitos tan diversos como la medicina, la ética, la investigación científica e incluso el arte y la literatura. Además esta exposición cuenta entre sus grandes atractivos con un FabLab (acrónimo del inglés ‘Fabrication Laboratory’), para el desarrollo de proyectos educativos, que tengan como eje la producción de objetos físicos con máquinas y tecnología controladas por ordenador y donde se ofertan talleres didácticos de robótica con lego, biotecnología y salud, Arduino, iniciación a la robótica, impresión 3D, etc.

A todo esto hay que sumar la amplia oferta de los contenidos permanentes del Parque de las Ciencias, que va desde la programación del Planetario al Taller de Rapaces en Vuelo, el Pabellón Viaje al Cuerpo Humano, el Mariposario o el Pabellón Cultura de la Prevención, etc. Además las actividades para público familiar y la apertura diaria de las tres salas dedicadas a los más pequeños (Explora con Seguridad, Explora y Explora el Desván del museo) hacen del museo uno de los principales destinos de ocio cultural para las familias.