El Parque de las Ciencias trabaja en una producción europea sobre “El Arte de Volar”

04/04/19  

El Parque de las Ciencias trabaja en una producción europea sobre “El Arte de Volar”

Los directores del Museo de Ciencias Naturales de Bruselas (Bélgica); de Techmania, en Pilsen (Rep. Checa); del Museo del Aire y del Espacio de París (Francia) y del Parque de las Ciencias; se reúnen en Granada para el desarrollo de este proyecto expositivo  

Se trata de una gran muestra interactiva sobre la capacidad de volar desde la naturaleza y desde la tecnología  

Portada
  • Ver galería

El Parque de las Ciencias ha acogido durante el día de hoy una jornada de trabajo que ha reunido a los directores y representantes de cuatro importantes museos y centros de ciencia europeos, que están desarrollando un proyecto expositivo sobre “El Arte de Volar”. El museo continúa así avanzando en la estrategia de internacionalización y colaboración con otras instituciones internacionales.

Bajo el título de “Flight” o “El Arte de Volar”, los museos de Ciencias Naturales de Bruselas (Bélgica); Techmania, en Pilsen (Rep. Checa); el Museo del Aire y del Espacio de París (Francia); junto al Parque de las Ciencias se encuentran en proceso de producción de una exposición dedicada a la capacidad de volar, tanto en la naturaleza como en la tecnología desarrollada por el ingenio humano. Esta exposición tiene previsto abrir en Granada en el otoño de 2021, y mostrará sus contenidos en los cuatro museos que la producen para, a partir de 2025, itinerar por otros centros del ámbito nacional e internacional.

“Partiendo del sueño de volar, que ha acompañado a la humanidad desde tiempos remotos, podemos unir naturaleza y técnica, vinculándolas a la Física Fundamental que hay detrás del vuelo”, explica Camile Pisani, directora del Museo de Ciencias Naturales de Bruselas. Esta exposición recoge la increíble diversidad tanto de artefactos como de animales con la capacidad de volar. “No vuelan sólo los pajaros, sino también muchas más especies, y son también muy diferentes los objetos que el ser humano es capaz de hacer volar”. Sus contenidos mostrarán cómo el vuelo ha evolucionado cuatro veces en la naturaleza, y cómo el hombre también lo ha conseguido en el último siglo gracias a al uso de las máquinas. Habrá un espacio dedicado a los “grandes maestros” del arte de volar, y los principios que sustentan este dominio del desplazamiento aéreo.

Además de la experimentación, la ciencia también se basa en la observación y ambos principios inspiran este proyecto. En su diseño se combinan módulos interactivos con una cuidada selección de colecciones de historia natural, permitiendo a los visitantes vivir experiencias, al tiempo que observan con detenimiento los detalles anatómicos y fisiológicos que permiten el vuelo.

Cómo unir naturaleza y técnica en un proyecto conjunto ha sido el gran reto de las cuatro instituciones que han combinado el conocimiento y la experiencia particular de tres perfiles muy distintos: un museo de historia natural, dos centros interactivos de ciencia y un museo de historia de la técnica. “Nos hemos unido en torno a un tema sobre el que todos podemos aportar diferentes visiones, enriqueciendo y dándole calidad a la exposición”, apunta Pisani.

La exposición está diseñada para todos los públicos, y con la idea de que familias con niños la puedan disfrutar. “Hemos intentado que las explicaciones sean accesibles para todo el mundo”, señala Pisani, “e intentamos que los niños se acerquen al contenido ‘haciendo’, mientras que los adultos puedan profundizar en las explicaciones e incluso trasladárselas a los niños mientras juegan. Es ‘coeducación’ y es una experiencia increíble para los padres se conviertan en ‘expertos’ en un período corto de tiempo. No hay grandes requisitos de conocimiento a nivel científico”.

Otro gran atractivo es la idea de crear un proyecto que trascienda a lo nacional y se convierta en una propuesta de espíritu europeo. Por este motivo la exposición estará traducida en seis lenguas: español, holandés, inglés, francés, checo y alemán, e itinerará por los cuatro museos, para luego continuar en otros espacios. El estreno se hará en Bruselas en el año 2020, a la que seguirá la apertura en Granada, Pilsen y París, en ese orden y por periodos aproximados de un año.

Durante la jornada de hoy, los directores y responsables de producción han estado trabajando en Granada sobre los diseños, propuestas y contenidos de la exposición. Aunque también han tenido ocasión de hacer un recorrido por el Parque de las Ciencias, y han recibido la visita del delegado de Educación, Antonio Jesús Castillo, quien ha trasladado su felicitación por este ejemplo que demuestra los beneficios de la colaboración entre instituciones, y que a su vez amplía y consolida la proyección internacional del museo.

Este acuerdo refuerza la apuesta y la estrategia que viene desarrollando el Parque de las Ciencias por la internacionalización, que ya ha dado importantes frutos como las exposiciones de “WoW. Maravillas de la Vida Salvaje”, en colaboración con el Museo de Ciencias Naturales de Bruselas; “SOS. La Ciencia de Prevenir” y “Robots. Los Humanos y las Máquinas”, junto al museo DASA de Dortmund; que también está presente en la gran alianza de museos presentada recientemente, junto a Teksniska Museet (Estocolmo) y Technisches Museum (Viena), para la producción y desarrollo de cuatro grandes exposiciones en torno a la innovación y la sostenibilidad.