El Parque de las Ciencias inaugura ‘Antártida. Estación Polar’, la mayor exposición que se ha producido en Europa sobre el continente helado

07/07/08  

El Parque de las Ciencias inaugura ‘Antártida. Estación Polar’, la mayor exposición que se ha producido en Europa sobre el continente helado

‘Antártida. Estación Polar’ es una coproducción del Parque de las Ciencias y el Natural History Museum de Londres en la que han colaborado más de 40 instituciones científicas representando a 30 países  

‘Antártida. Estación Polar’ inaugura uno de los mayores espacios destinados a exposiciones temporales que existen en la actualidad en España  

antartida1
  • Ver galería
  • Ver PDF Documento Documento de prensa de la exposición

El Parque de las Ciencias muestra desde hoy y hasta marzo de 2009 la mayor exposición que se ha realizado en Europa sobre la Antártida. En una superficie de 2.000 m2, el museo ofrece al visitante la posibilidad de vivir una expedición científica al continente helado a través de diferentes retos que tendrá que superar en su recorrido por la exposición. Un desafío que no acabará en la visita. Todo el que quiera podrá seguir comprobando su capacidad para sobrevivir en el continente austral a través de un portal de Internet en el continuará “su formación” como cadete polar.

La Presidenta del Consorcio y Consejera de Educación, Teresa Jiménez, la Presidenta del Año Polar Internacional, Margarita Yela, la Directora de Comunicación del Natural History Museum, Emily Smith y primeras autoridades del Consorcio han inaugurado hoy la exposición en la que han colaborado  más de 40 instituciones científicas en representación de 30 países.

El frío, las extremas condiciones meteorológicas, los peligros y la supervivencia en la región más seca, ventosa y fría del planeta son algunas de las sensaciones que se experimentan en la exposición a través de la recreación de un campamento antártico, con una sala a -10ºC, módulos interactivos, animales naturalizados, esqueletos, plantas, fósiles, maquetas, infografías, mapas, piezas de museología clásica, instrumental científico, medios de transporte, como una moto de nieve, audiovisuales, talleres didácticos, animaciones y juegos.

‘Antártida. Estación Polar’, coproducida por el Parque de las Ciencias y el Natural History Museum de Londres, pretende aunar la fascinación por descubrir y experimentar con el rigor científico. Así, además de los desafíos y experiencias interactivas que vivirá el visitante en su particular viaje a la Antártida, también habrá áreas destinadas a mostrar las características biológicas, geológicas, físicas e históricas del continente.

Más de 400 piezas originales, entre las que destacan: instrumental original de la expedición científica que el español Malaespina realizó a la zona austral en el siglo XVIII, el esqueleto de un calderón o restos de un meteorito descubierto en el siglo XVI, completan la exposición.

‘Antártida. Estación Polar’ se integra dentro de las actividades de divulgación organizadas por el Parque con motivo del Año Polar Internacional y estará instalada en el museo hasta marzo de 2009.

Áreas de la Exposición

Conocer cómo se originó el continente, descubrir sus singularidades o aceptar los desafíos propuestos te podrán convertir en un experto polar.

1. Los extremos de la Tierra

Módulo de gran impacto visual que recrea, a través de elementos naturalizados de fauna y flora y otras figuraciones como un esquimal, los hábitats del Ártico y la Antártida. Este espacio destaca las grandes diferencias que existen entre los extremos de nuestro planeta. Tal vez te sorprendan datos como que en la Antártida no hay osos, ni vida humana autóctona.

2. Geografía del Polo Sur

La Antártida ha sido el último continente conocido. Sus condiciones meteorológicas y su aislamiento dificultaron durante siglos su descubrimiento. A partir del siglo XIX sucesivas expediciones fueron configurando los primeros mapas del continente helado, que al principio eran representaciones más o menos esquemáticas de determinadas regiones costeras.

Aquí podemos conocer la geografía del continente.

3. Expediciones y expedicionarios

En el siglo XIX se realizaron más de 500 exploraciones a la Antártida para el comercio de las pieles de focas y leones marinos y la caza de la ballena que diezmaron las poblaciones de estos mamíferos llevándolos casi a la extinción. La primera expedición científica se realizó en 1898 y en ella se obtuvo información muy valiosa en materia de zoología, geología, meteorología y magnetismo terrestre.

4. Un continente para la investigación

En esta área se exponen las investigaciones y trabajos desarrollados en el marco del Año Polar Internacional por los científicos españoles en la Antártida.

5. Sobrevivir al frío

La Antártida es uno de los lugares más fríos de la Tierra para sobrevivir. El visitante es invitado a una sala a 10º centígrados bajo cero, para comprobar las temperaturas extremas que se experimentan en el continente helado.

6. Vivir entre animales salvajes

En esta zona el visitante podrá experimentar el sonido y el olor propios de algunas colonias de animales de la Antártida. Una de las pruebas será reconocer el olor de los excrementos y del vómito de pingüino.

7. Vida bajo cero.

Biodiversidad Antártica

La rigurosidad del clima, la espesa capa de hielo y nieve que cubre la superficie terrestre y el largo período de oscuridad en el invierno condicionan una reducida diversidad en la Antártida continental. En este paisaje de sobrecogedora belleza y frío intenso jamás ha existido vida humana autóctona. Sólo el 4% de la superficie alberga vida vegetal, que es pobre y de escaso tamaño, representada por líquenes, algunos musgos, algas y dos plantas superiores. No existen vertebrados terrestres en la Antártida. Las 100 especies de animales terrestres son invertebrados, sobre todo insectos de pequeño tamaño, como moscas, mosquitos, arañas, pulgas o piojos que viven entre los musgos, los líquenes o bajo las piedras cercanas a las colonias de pájaros.

Esta escasa diversidad de especies continentales contrasta con la enorme riqueza del medio marino, especialmente del fondo oceánico.

8. De Pangea a la Antártida

Hace 300 millones de años todas las masa continentales estaban reunidas en un supercontinente llamado Pangea. Cien millones de años más tarde se partió en dos megacontinentes: Laurasia al norte y Gondwana al sur, que a su vez se fueron subdividiendo en grandes bloques separados por fracturas de la litosfera continental que originó grandes y profundos mares. Estos bloques se dispersaron en un proceso que aún continúa formando los continentes que hoy conocemos. La Antártida es un bloque continental de la antigua Gondwana que se separó de Australia y derivó desde la zona tropical hasta su actual posición polar.

9. Investigar y comprender

La Antártida tiene un papel fundamental para la vida en la Tierra debido a la influencia que ejerce sobre numerosos procesos naturales. Al estar conectada con todos los océanos tiene un papel decisivo en la circulación global de las aguas marinas y en el clima terrestre. Por ello, es un lugar único para realizar investigación científica. En esta área se abordan algunos de los principales trabajos que se han desarrollado en el continente helado.

10. Organización y logística

La investigación en la Antártida requiere la presencia de instalaciones, medios técnicos y servicios adaptados a las extremas condiciones ambientales, así como de un soporte logístico que va desde el suministro de alimentos e instrumental científico, al desplazamiento de personas, transporte de materiales, retirada de residuos, mantenimiento o comunicaciones. En este espacio se pueden conocer algunos de estos elementos.

11. Vivir en la Antártida

Aquí el visitante podrá examinar las pertenencias reales del personal de la base antártica y conocer el día a día de los expedicionarios durante su estancia en el continente.

12. Bucear bajo el hielo marino

En este espacio, el reto es bucear en aguas antárticas. Al igual que los buceadores reales, la recompensa es observar algunas criaturas raras y gigantescas.

13. Adaptaciones al frío

Los seres vivos están adaptados al medio en el que viven. Generación tras generación los pequeños cambios que experimentan las especies las capacitan para vivir en su ambiente. La adaptación es, por tanto, un proceso evolutivo. Para sobrevivir en lugares tan extremos como la Antártida, los organismos han desarrollado una variadísima gama de estrategias que se muestran en este espacio

14. Conducir una moto de nieve

El visitante conduce una moto de nieve para buscar, a través de un interactivo, restos de meteoritos caídos en la Antártida.

15. Acampar en la Antártida

Recreación del campamento antártico donde se puede aprender cómo acampar a temperaturas bajo cero.

16. Pasar dos meses en la oscuridad

Este es el último desafío. En la Antártida algunos investigadores tienen que pasar hasta seis meses de oscuridad. Aquí el visitante podrá comprobar si es capaz de soportar esa sensación de claustrofobia en condiciones de frío y oscuridad.

17. Taller didáctico

‘Antártida. Estación Polar’ se completa con un taller didáctico en el que los visitantes podrán aprender, entre otras cosas, por qué se dan en el continente condiciones climatológicas tan extremas, el comportamiento del hielo continental, cómo hacer la localización geográfica del continente o cómo se está destruyendo la capa de ozono a causa del cambio climático…

18. Para saber más y acceso a Internet

Paneles de información, un punto de lectura, de reflexión, de acceso a Internet… permiten al visitante interesado obtener más información sobre la Antártida: fauna,  climatología, cambio climático, capa de ozono, geología, historia, expediciones, etc. Libros de interés, artículos de revistas de divulgación y especializadas, así como navegar por la red a través de las mejores páginas escogidas sobre el tema.

19. Sobrevivir al desafío

Finalmente se evalúan los resultados del visitante obtenidos en los distintos retos y se determina qué tipo de trabajo podría desempeñar en la Estación Polar.

20. La exposición continúa en casa

El código que facilitan en la entrada permitirá al público seguir superando desafíos a través de Internet. Sus pruebas estarán supervisadas por un experto que les concederá la acreditación como cadetes polares si superan todos los retos diseñados.