El Pabellón Cultura de la Prevención muestra la influencia del Titanic en el desarrollo de la prevención laboral

4 octubre, 2011

La muestra se extenderá hasta abril de 2012, fecha en la que se conmemora el centenario del hundimiento

El hundimiento del Titanic es una de las tragedias de mayor impacto social del último siglo. El accidente y las circunstancias que lo rodearon han llenado páginas de libros y protagonizado películas, en las que la ficción y la realidad se han unido para crear el mito. En abril de 2012 se cumple un siglo del suceso y el Pabellón Cultura de la Prevención (gestionado por la Consejería de Empleo y el Parque de las Ciencias) se ha sumado a la conmemoración de esta efeméride para mostrar un aspecto poco conocido hasta ahora del mítico trasatlántico: la contribución, tras el accidente, a la mejora técnica y jurídica de las condiciones de trabajo en el mar y en el resto de sectores en general.

La Fundación Titanic ha colaborado en la producción de ‘Prevención a un siglo del Ttanic’ con el préstamo de objetos originales contemporáneos al Titanic, entre ellos algunos instrumentos musicales como los que llevaba la Orquesta del Olimpic, hermano gemelo del Titanic. Pero estos no son los únicos elementos que se exponen, el público podrá ver las maquetas del trasatlántico y de los botes salvavidas, reproducciones de los informes de investigación o unos prismáticos de la época como los que deberían haber utilizado la noche del accidente para avistar el iceberg, etc.

Estos elementos históricos se exponen junto a paneles expositivos que explican las causas del accidente y cómo el conocimiento de las mismas ha ayudado a diseñar medidas preventivas desarrolladas en las leyes internacionales Prevención de Riesgos Laborales.

Así, a lo largo del recorrido se desvelan algunas de las causas del accidente como la velocidad excesiva a la que navegaba; el número insuficientes de salvavidas; la falta de organización en la evacuación o que el barco SS Californian, cercano al lugar del accidente, no acudió al rescate por no interpretar correctamente las señales de auxilio del Titanic y estar su operador fuera de servicio. La investigación de estos hechos motivó la reforma de la legislación marítima existente que incluyó medidas como: dotar de botes y chalecos salvavidas suficientes para cada persona que viajase en un barco; turnos de guardia de radio durante todo el tiempo de navegación; prácticas periódicas con los botes salvavidas y vigilancia internacional del desplazamiento de los hielos polares.

Este paralelismo entre lo que ocurrió y cómo eso ha mejorado la seguridad en el mar y en otros ámbitos del trabajo se estructura en ocho áreas: ‘Combatir los riesgos en su origen: El diseño’; ‘Equipos de trabajo’; ‘Coordinación’; ‘Eficacia de las normas’; ‘Formación’; ‘Factor humano’; ‘Investigación’ y ‘Equipos de protección’.

La exposición se completa con un taller en el que con ayuda de un juego de mesa los visitantes revivirán la suma de incidencias nefastas sucedidas en las horas previas al naufragio del Titanic. El recorrido del tablero mostrará los puntos claves que fallaron o los personajes que intervinieron en el suceso el14 de abril del 1912.

Además, se han diseñado dos juegos interactivos: el primero de ellos está dirigido al aprendizaje de orientación y señalización marítima y el segundo propone al visitante que tome el control del Titanic y realice la maniobra que podría haber evitado la tragedia.

A la presentación del Taller han asistido el Presidente de la Fundación Titanic, Jesús Ferreiro, la Delegada de Empleo de la Junta de Andalucía, Marina Martín, el 1er Teniente de Alcalde y Concejal Delegado de Medio Ambiente, Salud y Mantenimiento, Juan Antonio Mérida, el Comisario del Pabellón Cultura de la Prevención, José Millán, y el Director del Parque de las Ciencias, Ernesto Páramo.

Áreas de la muestra
‘Combatir los riesgos en su origen: El diseño’ explica que una de las posibles causas del accidente pudo ser el material con el que se hicieron los remaches para unir las chapas del buque, ya que en la época hubo una crisis del acero y pudieron hacerse con materiales de baja calidad. Esta causa se une con el artículo 15 de la Ley de Prevención que recoge que se deberán combatir los riesgos en su origen y tener en cuenta la evolución de la técnica.

‘Equipos de trabajo’ resume que un error cometido por uno de los oficiales del barco impidió que tuviesen prismáticos por lo que no pudieron ver el iceberg hasta que estaban a 400 metros de distancia. Si hubiesen llevado los binoculares podrían haberlo avistado a una distancia de 1.800 metros, tiempo suficiente para maniobrar. Esta idea conecta con el artículo de 17 de la ley que regula los equipos de trabajo y medios de protección.

‘Coordinación’ explica como los radiotelegrafistas del barco no escucharon las advertencias de avistamiento de iceberg de otros buques porque colapsaron el radiotelégrafo con el envío de mensajes de los pasajeros. Este enlaza con el artículo 24 que regula la coordinación de actividades empresariales.

‘Eficacia de la normas’ recuerda que el Titanic no llevaba botes salvavidas para todos los pasajeros, algo que no iba en contra de la legislación vigente en ese momento, ya que la Ley de Seguridad Marítima Británica establecía que el número de botes dependía del tonelaje de la embarcación y no de los pasajeros. Esta causa conecta con el artículo 20 que establece las medidas de emergencia que se deben tomar ante un accidente laboral.

‘Formación’ explica que la falta de formación de la tripulación fue otra de las causas que provocaron un mayor número de víctimas. Subieron 45 personas a botes diseñados para llevar a 65 pasajeros. Este se asocia al artículo 15 de la ley que obliga a que los trabajadores tengan una formación adecuada en materia preventiva.

‘Factor humano’ rinde homenaje a la heroicidad del capitán Arthur Rostron por la rapidez con la que tomó las decisiones y al igual que el anterior conecta con el artículo 15.

En ‘Investigación’ repasan las causas del accidente y enlazan con el artículo 16 de la Ley que establece el plan de prevención de riesgos, la evaluación de los riesgos y la planificación de la actividad preventiva.

Finalmente, en ‘Equipos de trabajo’ analizan cómo a pesar de que tenían chalecos y flotadores para toda la tripulación, muchos murieron de hipotermia por no haber contemplado este aspecto en el diseño de las medidas preventivas del barco. Esta última causa también conecta con el artículo 15 sobre los principios de acción preventiva.
 

Recursos Multimedia

IMÁGENES

Esta página Web, cuyo responsable es PARQUE DE LAS CIENCIAS utiliza cookies propias y de terceros para realizar análisis de uso y de medición de la web para obtener datos estadísticos de su navegación. Más información en nuestra política de cookies. Puede aceptar todas las cookies pulsando "Aceptar". También puede rechazar todas o algunas de ellas pulsando en modificar cookies.
Política de cookies
Modificar cookies
Aceptar todas las cookies
Al continuar navegando o al hacer clic en "Aceptar todas las cookies", acepta el almacenamiento de cookies propias y de terceros en su dispositivo para mejorar la navegación del sitio, analizar el uso del sitio y ayudar en nuestros esfuerzos de marketing.
Política de privacidad
Modificar cookies
Aceptar todas las cookies
Abrir popup